El peor final: un decreto puso fin al Conectar Igualdad

mayo 10th, 2018 | por laopiniondiaria
El peor final: un decreto puso fin al Conectar Igualdad
Opiniones
0

(Por: Fabiana Solano*, para La Opinión Diaria y Circus Escuchala los viernes en Circus 104.9/www.circusplay.net)

Si te la perdiste, te dejamos con lo que fue su 2da entrega:

 

A través de un decreto, Mauricio Macri formalizó el cierre el programa y creó uno nuevo que no incluye la entrega de computadoras.

El Conectar Igualdad nació en 2010, enmarcado en el Plan Nacional Integral de Educación Digital (PLANIED), como una iniciativa que en lo concreto planteaba la distribución de netbooks a todos los alumnos y docentes de escuelas secundarias, técnicas, y especiales de formación docente de gestión estatal del país.Además, se instalaron servidores escolares y la ingeniería de instalación e integración de las redes eléctricas, de datos y del equipamiento de red inalámbrica necesaria para el funcionamiento de Conectar Igualdad en los establecimientos educativos.

El objetivo era garantizar el acceso de todos los estudiantes a los mejores recursos tecnológicos  y a la información, y el desarrollode las competencias necesarias para su integración en la cultura digital como participantes activos .En cinco años se entregaron más de cinco millones de computadoras y el programa fue considerado en todo el mundo una política pública modelo en su afán de reducir la brecha digital e igualar el acceso a la información a través de nuevos dispositivos.

Si bien al momento de su asunción Mauricio Macri destacó la iniciativa y aseguró su continuidad, comenzó un proceso de desmantelamiento, lento pero eficaz, a la par de una campaña mediática muy crítica de la iniciativa. Los números son contundentes: en 2014 se entregaron 892.849 netbooks; en 2015 la cifra se redujo a 611.397; en 2016 pasó a 313.691; y finalmente en 2017 sólo se entregaron 274.381 ejemplares. Al mismo tiempo se produjeron despidos masivos entre el personal que daba apoyo (sociólogos, cientistas de la educación y técnicos), y se le quitó presupuesto de manera sistemática.

La última semana a través del Decreto 386/2018 publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno decidió poner fin al “Conectar Igualdad”, y en su lugar creó un nuevo plan de “alfabetización digital” denominado “Plan Aprender Conectados”. Luego de 8 años en los que se entregaron más de cinco millones de computadoras, el programa se apagó definitivamente.

En su reemplazo se creó elPrograma Aprender Conectados,aunque en su formalización seestablecen los objetivos a grandes rasgos y no queda claro cómo se implementará ni su fuente de financiamiento. Desde el gobierno nacional manifiestan que iniciarán un proceso de innovación tecnológica en todas las aulas del país a partir de modelos utilizados en el Reino Unido y Finlandia. Para ello el Ministerio de Educación proveerá de internet a todas las aulas yentregará laboratorios de robótica y programación, drones, impresoras 3D y hasta simuladores de realidad virtual a las escuelas. Desde ATE Educación advirtieron que el documento “no especifica la funcionalidad ni la universalidad del programa” y cuestionaron que “solo tiene palabras grandilocuentes”.

El decreto sostiene que Aprendamos Conectados busca desarrollar “núcleos de alfabetización digital” que tendrá como objetivo “una propuesta pedagógica integral que ayude tanto al desarrollo de las competencias de educación digital, como de las capacidades y saberes fundamentales”.En ese sentido, el propio ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro defendió la implementación del programa: “Lo más importante es el cambio pedagógico que estamos proponiendo para cada etapa del ciclo escolar, desde la sala de 3 años hasta que finalizan el secundario”.

Lo paradójico es que se advierte que “la mera entrega de equipamiento dejó de ser suficiente si no se abordan contenidos específicos con una orientación pedagógica clara e integral en los establecimientos educativos, como núcleos determinantes responsables de los procesos de enseñanza y de aprendizaje”. Sin embargo, la capacitación sin los dispositivos individuales tampoco parece suficiente.

En teoría la decisión de implementar la nueva iniciativa fue producto de los resultados de las pruebas Aprender que mostraron interés de los estudiantes por incorporar conocimientos relacionados a las nuevas tecnologías. Según informó el Gobierno acerca del acceso de alumnos y docentes a dispositivos digitales “la evaluación arrojó que el 76 por ciento de los chicos que asisten a escuelas primarias cuenta con celulares y ese número se eleva al 95 respecto de los que finalizan la escuela secundaria, de los cuales, el 87,7 por ciento cuenta con al menos una computadora en sus casas”, señala el Boletín Oficial.

“Este plan apunta al desarrollo de las habilidades digitales que garantizan la inserción de los estudiantes en la sociedad actual y del futuro. También está orientado a mejorar la calidad de los aprendizajes de las capacidades y de los saberes fundamentales”, señaló Florencia Ripani, Directora Nacional de Innovación Educativa. Tendrá un costo de 8000 millones de pesos, y hará foco en introducir a los estudiantes en el aprendizaje de programación y robótica.

La contradicción en el planteo del Ejecutivo es que en el contexto actual existen una serie de desafíos a tener en cuenta para plantear una agenda política tecnológica para el cambio social. El primero y más importante se refiere a la necesidad de eliminar la “Brecha digital”, es decir generar un acceso equitativo a las redes y al equipamiento, para iniciar el camino hacia la democratización del acceso.

En Argentina se constata que no todas las áreas geográficas tienen acceso, y que en muchas ocasiones hay áreas que no son rentables para las empresas operadoras, por lo que es necesario el desarrollo de la infraestructura necesaria desde el Estado.  Es decir,  la inversión pública en plataformas y aplicaciones digitales. Pero eso en los hechos no sucede. Esto parte de la colisión de intereses que se produce cuando un modelo de desarrollo digital está conducido por intereses económicos en detrimento de los intereses socio culturales.

Justamente por ello muchos Estados deben plantear el nuevo paisaje digital desde una mirada universalista, garantiste del acceso, en concordancia con un modelo social democrático y pluralista.

Resulta preciso que los Estados desarrollen políticas públicas que integren los ámbitos educativos, comunicativo – cultura e industrial tecnológico con el objetivo de formar a los ciudadanos para que puedan participar en la producción y el consumo del conjunto de expresiones y servicios culturales. Esto implica la puesta en marcha de programas de acceso, pero sobre todo el desarrollo de la infraestructura necesario en el ámbito digital puesta al servicio de los derechos de los ciudadanos.

 

*Fabiana SolanoProfesora de Sociología y Licenciada en Sociología de la UBA, Técnico Superior en Periodismo, Profesora de Ciencias Sociales e Inglés, fue redactora y fotógrafa de “Revista Cítrica” y de la revista “El Acople”, fue productora de ‘El Acople Radio’ y columnista de Diario Registrado y Pensado Para Televisión (PPT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *