Batman, un héroe humano, pero inmortal

julio 23rd, 2018 | por laopiniondiaria
Batman, un héroe humano, pero inmortal
en foco
0

Aunque su primera edición fue en Mayo de 1939, en la edición #27 de la tira cómica Dective Comics. Los dueños del personaje, DC, eligieron el 23 de Julio, como la fecha de su nacimiento, coincidiendo con la presentación del súper héroe en la convención de historietas Comic-Con, en San Diego, California.

Batman fue creado por Bob Kane y es el súper héroe que más películas protagonizó en la historia del cine.
Con el correr de los años disputó el liderazgo de ventas de DC con muchas de las historias de otra mega estrellas de las viñetas, su ¿amigo? Superman. Luego, en la década del 60, llegaría al estrellato televisivo absoluto, con ese estilo pop casi andywarholiano que impuso a un Bruce Wayne (en hispanoamérica “Bruno Díaz”) con panza, Robin, twist y muchísimo color.

Pero la aparición del hombre de Krypton en el cine a fines de la década del 70, con las sucesivas secuelas que tuvo, llevaron a que desde los grandes estudios también quisieran poner a prueba a Bruce Wayne. Así, Warner, que tenía los derechos, contrató a Tim Burton. El “emo” de los directores comenzaba a forjar su camino junto al hombre murciélago.
Burton filmó dos películas. Batman y Batman Returns mostraban un Bruce Wayne cuarentón -Michael Keaton- distante de la sociedad, antipático, con algo de humor negro y con una oscuridad inusitada para películas familiares. Pero Tim lo hizo y encandiló al público. En ellas, aparece el mejor Pingüino de la historia, Danny DeVito, y la más hermosa de las Gatúbelas, Michelle Pfeiffer. Párrafo aparte merece el Guasón que compuso Jack Nicholson, un siniestro y desquiciado personaje que dejó varias escenas memorables.

Luego fue el turno de Joel Schumacher, que estuvo a punto de arruinar la franquicia. Con su grandilocuencia, colores histriónicos y poca cintura fílmica pretendió darle un giro a la oscuridad burtoniana. Batman Forever y Batman y Robin, la primera con Val Kilmer y la segunda con George Clooney, casi dejan al encapotado en la lona.
Pero ahí estaba Christopher Nolan para salvarlo. En 2005 se estrenó Batman Begins y todo tomaba otro color. La recaudación estalló por el cielo con una historia adulta, diferente a la de Burton, donde se mostraba cuál era la escencia del superhéroe. Qué lo había forjado. Cuáles eran sus incios, sus orígenes. Con un excepcional Christian Bale, el mejor Batman de la historia, Nolan pudo realizar una trilogía impecable que dejó el camino abierto para que otros tomen su posta y proyecten nuevas historias.
El Caballero de la Noche y El Caballero de la Noche Asciende son dos grandes películas que dejan en claro que el cine de género puede y debe nutrirse del drama para contar un relato propio de una historieta. En una de ellas aparece el mejor Guasón que alguna vez haya existido en una historia de Batman. Heath Ledger, quien nunca pudo ver el fruto de su trabajo porque murió antes, diseñó un villano tan imprevisible, exorbitante como fascinante.

Ahora, con Ben Affleck en la piel de un nuevo hombre murciélago, se verá su interacción con Superman y el nacimiento de la Liga de la Justicia, proyecto demorado por los años que vio como Marvel lo primereaba con sus Avengers.

Ese chico rico pero triste, formado por la extrema violencia de una ciudad gris, espesa y carcomida por la delincuencia, seguirá teniendo muchas otras historias que contar. Muchos años más. Por suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *