Cuando la realidad supera a la ficción

diciembre 14th, 2017 | por mario
Cuando la realidad supera a la ficción
Opiniones
0

Lo peor del discurso de la grieta es que hace poner en duda, y en el peor de los casos, desmerece cualquier tipo de crítica a las políticas de ajuste que está implementando el gobierno de Macri. No podes criticar porque sos kirchnerista, ipso facto, defendes a los chorros y corruptos, con lo cual, tu palabra vale menos que una mierda.

Cuando en realidad, un gobierno que en vistas de pasados varios segundos semestres, llegó al poder a fuerza de demagogia, mentiras, una estrategia de campaña impecable y el apoyo de los medios dominantes, está empezando a mostrar lo peor de sus intenciones.

Ya me estoy acostumbrando a, cada vez que voy a emitir una opinión, aclarar que NO SOY Kirchnerista, ni cuando estaban en el poder, pero, me forme en la escuela pública, fui a una universidad pública, y en el 2001 pude vivir y estudiar gracias a los beneficios del sistema educativo público. Fui testigo, de cómo mis viejos, unos peleadores de la vida, no llegaban a fin de mes gracias a las políticas de ajustes que en ese momento las dicto el nefasto Domingo C. (Me da miedo nombrarlo). Es lógico que me sienta identificado con políticas sociales, lo cual no quita que deteste la corrupción y que si alguien tiene que ir preso que lo haga, pero todo con su debido proceso legal, porque si no defendemos el sistema y la independencia de poderes, estamos perdidos muchachos, nuestra joven democracia va a ser sometida nuevamente, y todo para que unos pocos alimenten su morbo de ver presa a Cristina, piénsenlo.

Esa historia, allá por diciembre del 2001, empezó prácticamente de la misma manera, pero el argentino promedio tiene una disfunción cerebral que le impide recordad cualquier cosa que no sea un mundial o algo que haya pasado hace más de 5 años.

No recuerdo bien el orden, pero en este caso no altera el resultado. Primero fue el 13% a los jubilados… no jodamos… no les alcanzaba ni para las aspirinas. Pero en ese momento, nadie decía nada, todo permanecía invisible ante los ojos de los medios, recordemos que estamos hablando de la era pre-redesSociales, y lo que salía en clarín era la mismísima biblia, lo había escrito San Pedro de puño y letra.

En el rezago del un peso un dólar, muy poca gente hizo mucha plata, el estado en banca rota, y los activos en manos de empresas multinacionales, que como toda empresa busca sacar el mayor rédito de sus activos invirtiendo lo menos posible, lo cual resulto en el desguace de YPF, AA y las empresas de comunicaciones.

Y nadie decía nada. Porque así como los argentinos podemos ser de solidarios, somos de fachistas, y nos importa una mierda lo que le pase al de enfrente mientras no me afecte a mi.

De cuando explotó la bomba. La clase media viajaba a Miami, tour de compras (muy parecido no?), hasta que el 3 de diciembre de 2001  la restricción de la libre disposición de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros impuesta por el gobierno radical de Fernando de la Rúa, les pegó un fierrazo en la nuca. “El corralito” cariñosamente, desató la furia de esa clase media porteña, y empezó la sinfonía de la cacerola.

En los barrios, no había cacerolas, la gente no tenía ahorros, no tenía dólares, no tenía plazo fijo, tenía hambre, y la gente con hambre no puede pensar. Tengo grabada la imagen que se hizo icono, de un chino llorando mientras saqueaban su super. Está bien, a ver quién es el primero que dice que en el 2008 también hubo saqueos… listo? Bueno, en el 2001 la gente robaba comida, leche, arroz, pan dulce, lo que había en las góndolas. Lo de 2008 fue un fogoneo mediático, y la gente que entro a robar incitada y excitada, robaba televisores.

Son las cosas que más frescas tengo en este momento. Seguramente me iré acordando de más, porque me es inevitable comprar este gobierno con el de la Alianza, por incompetencia, por prepotencia, pero creo que estos son peores, son lobos con piel de cordero, piensen un poco, como defender el accionar de Bullrich? Como dije, el que tiene que ir preso que vaya, ella debería estar en la lista.

Vivamos juntos como hermanos o moriremos como idiotas.

Por Mario Prieto para laopiniondiaria.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *