Ginóbili, el invisible: cómo Manu cambió la cabeza del universo de la NBA

abril 19th, 2017 | por laopiniondiaria
Ginóbili, el invisible: cómo Manu cambió la cabeza del universo de la NBA
Deportes
0

Por primera vez en su carrera en la liga estadounidense no anotó puntos en juegos consecutivos de playoffs; sin embargo, los hinchas valoran del bahiense todo lo que hace por el equipo: tomar un rebote, robar un balón, aceptar ser suplente y hasta reducir su salario para conquistar un anillo.

Estaban en la mesa del comedor charlando Yuyo Ginóbili y Huevo Sánchez. Nada premeditado, una charla de básquetbol como cualquiera. Eran los primeros años en San Antonio de Manu y el vínculo con Tony Parker se presumía algo distante dentro de la cancha. El base francés picaba el balón de manera frenética y le daba poco juego al bahiense. Esa situación despertó alguna crítica del padre y entrenador amigo de la familia. Ante esos comentarios la reacción fue inmediata: les prohibió hablar mal de sus compañeros de equipo y les dejó en claro que ante una palabra más en ese sentido se iba a molestar de verdad…

Así siempre pensó Manu Ginóbili , primero el equipo después el individuo. Si bien hoy asegura que disfruta más de todo que antes, su forma de pensar el juego estuvo más relacionada con una cultura que nada tiene que ver con la liga estadounidense que lo adoptó como una de sus estrellas. Por eso, a nadie inquieta que el 20 de los Spurs, por primera vez en su carrera, acumuló dos partidos consecutivos sin puntos en playoffs. Es que su trabajo, hoy y siempre, fue también lo invisible. Eso que se hace detrás del brillo de los dobles y las volcadas. Ojo, es real que antes no podía ni acercarse la gente si él no hacía el partido que pretendía, pero también hay un proceso de maduración que lo ayudó a alejarse de esas exigencias extremas y se permite juegos como los de anoche: 4 rebotes, 3 asistencias y 3 robos.

Porque también desde sus actitudes y sin proponérselo, le enseñó al amante de la NBA que se pueden valorar otros aspectos del juego y no sólo quedar cautivado por los triple-doble de Westbrook o la espectacularidad de Curry, LeBron, Durant o Harden. Nadie puede negar que los hinchas de los Spurs se volvieron locos con los 37 puntos del último choque ante Memphis de Kawhi Leonard, pero también estalló el AT&T Center cuando Manu se tiró de cabeza para tomar un rebote largo que no pudo alcanzar Mike Conley, de la misma manera que bajó una ovación para el bahiense cuando hizo un gran esfuerzo para robar un balón que se le fue por un lateral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *