México: El flamante Presidente López Obrador, quiere reducir al 50% el sueldo de los funcionarios públicos

agosto 8th, 2018 | por laopiniondiaria
México: El flamante Presidente López Obrador, quiere reducir al 50% el sueldo de los funcionarios públicos
Mundo
0

“108 mil pesos mexicanos al mes (5845 dólares/unos 163660 pesos argentinos), me parece un sueldo más que justo” dijo el reciéntemente electo Presidente Mexicano. Andrés Manuel López Obrador propone que todos los altos funcionarios del país ganen esta cantidad, incluyendo los secretarios de Estado, los ministros de la Suprema Corte y los consejeros electorales. ¿Te parece poco o mucho? Bueno, actualmente el sueldo promedio de los funcionarios públicos rondan los 216 mil pesos mexicanos, unos 11691 dólares (unos 327348 pesos argentinos).

Muchos han criticado la propuesta del próximo presidente de la República de reducir a la mitad su salario y de hacer valer el artículo 127 de la Constitución, que dice claramente que “ningún servidor público podrá recibir remuneración mayor a la establecida para el presidente de la República en el presupuesto correspondiente”.

Dicen que esto abriría la puerta para la corrupción y los conflictos de interés; que hacen falta abultados salarios y generosas prestaciones para garantizar el profesionalismo de los altos funcionarios públicos y la autonomía del Poder Judicial.

Perdón, señores. Respeto su opinión pero, ¿en qué mundo viven? Hoy, con las remuneraciones insultantes que reciben los grandes funcionarios, que en algunos casos rebasan los 4 millones de pesos al año, no existen ni la honestidad ni el profesionalismo. El chantaje es evidente. Los críticos no buscan mejorar el funcionamiento del Estado mexicano, sino seguir robando y saqueando.

108.000 pesos al mes es más que suficiente para vivir de manera cómoda y decorosa hoy en México. Si necesitas más para estar feliz, es muy tu derecho, pero quizás lo que realmente requieres es moderar tu forma de vida o, en su caso, buscar otra actividad profesional. El Gobierno no es para enriquecerse, sino para servir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *