Se agrava la crisis de la industria editorial argentina

agosto 31st, 2017 | por laopiniondiaria
Se agrava la crisis de la industria editorial argentina
Opiniones
0

(Por: Fabiana Solano*, para La Opinión Diaria y Circus Escuchala los viernes en Circus 104.9/www.circusplay.net)

Si te la perdiste, te dejamos con lo que fue su 15ta entrega, acá:

A meses de la presentación del documento “S.O.S Libro Argentino”, firmado por la Cámara Argentina del Libro (CAL) y la Cámara de Papelerías, Librerías y Afines (Capla), con motivo de la 43° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, se dio a conocer un nuevo informe sobre la situación de la Industria Editorial argentina que, lejos de mejorar, muestra el agravamiento de la crisis en el sector y reafirma la preocupación de los trabajadores.

El “Informe de producción del libro argentino”, que fue presentado por Graciela Rosenberg y Martín Gremmelspacher, presidenta y vicepresidente primero de la CAL, muestra números contundentes. Los datos más importantes y desalentadores marcan una  disminución en las ventas con respecto al mismo período de 2016 que oscila entre 15 y 25 por ciento (según la editorial), aunque en junio y julio se observó una “leve” recuperación.

Asimismo también disminuyó la participación del Estado en la compra de productos puesto que en 2017 el Ministerio de Educación solamente compró libros de textos, no libros complementarios, y cada vez en menor cantidad. Para el ciclo 2016 fueron alrededor de 6.3 millones de ejemplares y para 2017, 4.1 millones de ejemplares. Una disminución similar se comprueba en el ministerio de Educación de la Ciudad. Para su programa “Leer para crecer” compró 310.000 ejemplares en 2015, 297.000 en 2016 y 296.000 en 2017.

Por otro lado se calcula el desplome en la producción de libros en un 14 por ciento. Si bien no hay grandes modificaciones en relación a la impresión de novedades en el primer semestre, ya que el informe muestra que se registraron 13.555, cantidad similar al 2015 (13.320) y 2016 (13.672),  sí se confirma un descenso del 23 por ciento en la cantidad de ejemplares impresos.

Lo que más preocupa al sector son las previsiones sobre la balanza comercial. Según los cálculos 2017 finalizará con un déficit comercial de más del 20%, en relación al año anterior. En el primer semestre de 2017 se realizaron importaciones por 51,4 millones de dólares y las exportaciones fueron de 14.1 millones de dólares. Cabe recordar que en el informe presentado en mayo la CAL advertía que justamente la principal causa del derrumbe de la industria se debía a la apertura de importaciones, es decir la eliminación del llamado “cepo editorial” a través de la Resolución N’ 1/2016.

Desde la Cámara manifiestan que existen diferentes razones que afectan la balanza comercial pero que las principales son el tipo de cambio y los costos de producción en Argentina. Luis Quevedo, vicepresidente segundo, en ese sentido explica:“hay muchos factores que dificultan la exportación: el tipo de cambio no ayuda; los costos de producción interna son muy altos, y competimos deslealmente con el pago del IVA al papel, mientras que los libros que vienen de afuera no pagan IVA”.

Ante los altos costos impositivos y el precio del papel muchas veces las editoriales optan imprimir los libros en el exterior especialmente en China. En reste sentido desde la CAL indican que el costo del IVA en el precio del papel modifica el precio final del libro  un 10 por ciento aproximadamente. Esto, sumado al ingreso al país de títulos extranjeros, produce  el incremento en las importaciones. Al respecto la presidenta de la entidad, Graciela Rosenberg,  sostiene que en Argentina se produce una inequidad con respecto a la producción en el exterior y cuestiona que el sector editorial “no acceda a créditos blandos” como otras industrias.

El déficit comercial y la reducción del consumo interno, a causa  del ajuste en la economía y los altos niveles de inflación, marcan una coyuntura más que preocupante para la Industria. Si la tendencia continuara así como los altos niveles de importación, las pequeñas y medianas editoriales, y comercios se verían perjudicados por el desplazamiento de los libros nacionales por los producidos afuera.

*Fabiana SolanoProfesora de Sociología y Licenciada en Sociología de la UBA, Técnico Superior en Periodismo, Profesora de Ciencias Sociales e Inglés, fue redactora y fotógrafa de “Revista Cítrica” y de la revista “El Acople”, fue productora de ‘El Acople Radio’ y columnista de Diario Registrado y Pensado Para Televisión (PPT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *