Sobrepeso y Obesidad Infantil: Argentina en alerta

junio 29th, 2017 | por laopiniondiaria
Sobrepeso y Obesidad Infantil: Argentina en alerta
Opiniones
0

 

(Por: Alejandra Arevalo, Licenciada en Nutrición, para La Opinión Diaria. Escuchala los miércoles en Circus 104.9 o www.circusplay.net )

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dos de los problemas de salud pública más imporantes del siglo XX en el mundo, son el sobrepeso y la obesidad.  Se calcula en los últimos 30 años, estas enfermedades han triplicado su número de casos.

Datos recogidos de la Base de Datos Global sobre Crecimiento Infantil y Malnutrición de la OMS (2010), muestran que Argentina presenta el mayor porcentaje de obesidad infantil en niños menores de cinco años de América Latina con un 7,3% de prevalencia.

Por otro lado, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada en Argentina en 2012, en los últimos cinco años, en el grupo de adolescentes de 13 a 15 años, aumentó el sobrepeso del 24,5% al 28,6% y la obesidad pasó del 4,4% al 5,9%.

El diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno en niños con sobrepeso u obesidad, son bases fundamentales para evitar, a corto plazo, el compromiso del desarrollo y crecimiento óptimo del individuo y a largo plazo que la enfermedad se traslade a la edad adulta, con implicaciones mas graves en la salud.

Consecuencias del sobrepeso y la obesidad infantil

Las consecuencias van desde transtornos psicosociales como la baja autoestima o depresión como físicos, relacionados a problemas pulmonares (asma, apnea, etc.),  gastointestinales (riesgo de fibrosis, hígado graso y cálculos biliares), musculo-esqueléticas (hernia de disco, pie plano y problemas de articulaciones); cardivasculares ( HTA, dislipemias, coagulopatía, várices, etc.)  neurológicas (pseudomotor cerebral) y endócrinas (diabetes tipo 2, pubertad precoz, etc. ).

El ambiente obesogénico: sedentarismo y mala alimentación

Si bien la obesidad es la manifestación del balance energético positivo entre la ingesta y el gasto en el individuo, éste es el resultado de una muy compleja interacción entre lo biológico y lo social. A lo largo de la prolongada evolución de la especie humana, nuestro cuerpo ha desarrollado procesos de acumulación del excedente energético en forma de grasa que le permite sobrevivir en momentos de escasez de alimentos. Esta misma adaptación resulta contraproducente en ambientes donde la disponibilidad de alimentos y energía ya no es crítica. Esta disponibilidad relativamente alta de energía alimentaria contribuye al denominado ambiente obesogénico, con las siguientes características:

A nivel familiar: estilos de alimentación del niño muy permisivos o controladores, alto consumo de bebidas edulcoradas y alimentos con alto contenido de grasas, y bajo consumo de frutas y verduras; estilo de vida sedentaria con excesivo tiempo de exposición a las pantallas (TV, computadora, celular, tablet) a expensas de actividades deportivas, etc.

A nivel comunitario: alimentación escolar inapropiada en los comedores escolares o en los kioscos escolares; falta de actividad física suficiente; ausencia de educación alimentaria en las escuelas, abundante disponibilidad de alimentos para comer al paso; falta de facilidades para desarrollar actividades deportivas.

A nivel gubernamental: deficiente regulación de la publicidad de alimentos, particularmente la dirigida a niños; deficiente regulación de la producción y oferta de alimentos procesados, entre otros.

Recomendaciones para la prevención del sobrepeso y obesidad infantil

*Recordar que los adultos son los responsables de elegir las comidas, pero siempre deben respetar las decisiones de los niños en cuanto a la cantidad que desean consumir, nunca se debe le debe obligar a comer, mucho menos ejerciendo violencia.

*Establecer el desayuno como comida importante en la rutina de la familia, ofreciendo alimentos saludables y variados.

*Promover el mayor número posible de comidas en familia.

*Permitir que el niño manipule alimentos (que haga las compras, que las elija, que cocine con los padres).

*Variar la modalidad de cocción de los alimentos, evitando las frituras.

*Abandonar el concepto de “con tal que coma, que coma cualquier cosa”.

*No instaurar el concepto de repetición de las porciones. Idealmente, que se repita sólo cuando hay necesidad.

*No promover la obligación de comer todo lo que hay en el plato.

*No agregar cremas, grasas o almidones a la comida de su hijo/a, salvo bajo prescripción médica o de manera ocasional.

*No promover que un niño/a pequeño aumente de peso. Si tiene dudas respecto del estado nutricional del niño, consulte con el pediatra.

*Incluir golosinas, postres y gaseosas como alimentos para situaciones especiales.

*No valorizar lo dulce, las golosinas y los postres por sobre el resto de los alimentos.

*No utilizar comida como respuesta esteriotipada ante cualquier requerimiento del niño/a, no siempre es hambre lo que tiene.

*No premiar con alimentos no saludables (caramelos, galletitas, etc.), el consumo de comidas saludables o el acto mismo de alimentarse.

*Elija como opciones de viandas escolares, la mayor cantidad posible de alimentos caseros, naturales.

*Comprar menos alimentos ultraprcesados como hamburguesas, panchos, papas fritas, chisitos, jugos, etc.

*Que el niño tenga a su alcance y a su disposición frutas y agua fresca, por sobre galletitas y jugos concentrados.

Para redcucir el sedentarismo

*Disminuir la cantidad de horas transcurridas frente a pantallas, principalmente al televisor.

*Estimular que los niños realicen actividad física suele favorecer la incorporación del movimiento a su vida cotidiana. Ayudar en las tareas hogareñas, ir a jugar a la plaza o a espacios abiertos comunitarios, favorecer actividades en clubes de barrio en los horarios extraescolares es una alternativa competitiva a las actividades de pantalla.

Fuente: Sobrepeso y Obesidad en niños y adolescentes. Orientación para su prevención, diagnostico y tratamiento. Ministerio de Salud de la Nación Argentina (2013).

Podés escucharla a Alejandra Arevalo, hablando de nutrición y alimentación saludable, todos los miércoles a las 18hr en Circus 104.9 o www.circusplay.net, en el programa ‘¿Quién Dijo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *