Un nuevo paso hacia el vaciamiento de la Industria del Cine Nacional

octubre 3rd, 2017 | por laopiniondiaria
Un nuevo paso hacia el vaciamiento de la Industria del Cine Nacional
Opiniones
0

(Por: Fabiana Solano*, para La Opinión Diaria y Circus Escuchala los viernes en Circus 104.9/www.circusplay.net)

Si te la perdiste, te dejamos con lo que fue su 18va entrega:

Las industrias Culturales (IC) en Argentina viene sufriendo un proceso de deterioro y pérdida de valor desde hace veinte meses producto de la desregulación y el vaciamiento de los organismos públicos que las contemplan. En este marco el sector audiovisual, que hasta 2015 generaba más de 250 mil puestos de trabajo directa e indirectamente y producía más de 170 películas anuales, es uno de los más golpeados por las medidas económicas y políticas implementadas en general, y los cambios en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) .

Ya a principios de 2017 los trabajadores del sector advirtieron el difícil panorama, a partir del desplazamiento de Alejandro Cacetta de la presidencia del INCAA que tuvo lugar luego de una operación político mediática por supuestos casos de corrupción que nunca fueron probados. Si bien en ese momento desde el gobierno nacional negaron que el vaciamiento del Instituto y la modificación de la Ley de Cine, hace pocos días se dio a conocer en el Boletín Oficial la Resolución 942 que pone en peligro el futuro del cine y las producciones nacionales.

El jueves  29 de septiembre se llevó adelante una multitudinaria manifestación de los trabajadores del sector audiovisual desde la sede de acalle Lima del INCAA hasta el Congreso de la Nación en reclamo por las políticas de vaciamiento del organismo en general y en particular por la derogación de la resolución 942 y sus anexos, publicados el lunes pasado en el Boletín Oficial, que reglamentan los nuevos requisitos para que cineastas y productores puedan acceder al Fondo de Fomento para la producción de cine.

La medida dictada y sus anexos representan el abandono de la política de fomento sostenida hasta ahora con respecto al sector teniendo en cuenta que su aplicación implica el  desfinanciamiento de las pequeñas y medianas productoras. Esto se suma aun contexto de por sí problemático por el incumplimiento de la cuota de pantalla para las películas nacionales que contempla la Ley de Cine, la participación de las televisoras en la producción y la no designación, por decisión política de Mauricio Macri, de los miembros Consejo Asesor del INCAA.

La primera critica que se le hace a la resolución es que tergiversa el espíritu originario de la Ley 17741/94 de Fomento de la Cinematografía Nacional, sancionada en 1994. La resolución quita de la redacción la palabra fomento y la remplaza por la palabra financiamiento. Según los trabajadores del sector  implica la utilización de  “un lenguaje bancario  y tecnocrático ajeno” a la actividad, lo que da cuenta de la intención de las nuevas autoridades de convertir al INCAA en un órgano de financiamiento en lugar de una institución dedicada al fomento de la actividad cinematográfica. Esto pone en un segundo plano el valor cultura e identitario de la producción cinematográfica.

Horacio Maldonado,  cineasta y secretario general de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), afirmó a Télam que “lo que está sucediendo es de extrema gravedad. La resolución 942 es inédita, causó una sorpresa seguida de una gran desazón, porque no podemos creer que las personas que están frente al INCAA pudieran escribir algo que consideramos hasta perverso. Porque si bien puede ser legal, es perverso al tergiversar el espíritu de la ley”.

Además los altos niveles de burocratización y de requisitorias exigidos afectan y restringen gravemente los fondos de fomento estatuidos por ley ya que impiden el acceso a un individuo o una SRL conformada por artistas. Lo que termina sucediendo es que paradójicamente sólo las grandes empresas, que no requieren de financiamiento para subsistir, puedan acceder a los mismos. “Están desvirtuando el espíritu de la ley, que posibilita una diversidad cultural y de propuestas que muy pocos países del mundo imaginan. Esta resolución es el tiro de gracia para el cine de autor e independiente, en favor de sólo tres empresas con aportes multinacionales”, concluyó Maldonado.

Desde las organizaciones advierten que las mayores trabas burocráticas generarán  imprevisibilidad en la financiación y restricciones para la sustentabilidad de la producción lo que provocará una drástica reducción en la cantidad de películas producidas. Al respecto un comunicado de DAC indica que  la Resolución “lisa y llanamente decreta la eliminación del cine independiente y de autor; y que produce inexorablemente una pérdida histórica de nuestras fuentes de trabajo”.

Los productores y cineastas que integran Proyecto Cine Independiente (PCI) manifestaron en un comunicado público: “la acumulación de las medidas tomadas por el Incaa proponen un camino terminal para muchísimos de los que hacemos cine. Estamos en reuniones constantes con todas las asociaciones del sector de productores y mantenemos la mesa conjunta con todas las asociaciones de directores para accionar conjuntamente con urgencia”,

Asimismo las asociaciones coinciden en la crítica al carácter cerrado de la medida que fue tomada sin consulta alguna y fue publicada sin poner  previamente en conocimiento de las instituciones y asociaciones que integran la comunidad cinematográfica local. Desde el PCI se reclamo en este sentido la “conformación del Nuevo Consejo Asesor (órgano de co-gobierno del Incaa que garantiza la transparencia y asignación democrática de los Fondos de Fomento) en carácter urgente, ya que debería estar vigente desde julio del corriente año”. En tanto que desde el texto de DAC se solicita “al Poder Ejecutivo Nacional, al Ministerio de Cultura y a las propias autoridades del INCAA”, no sólo que “reconsideren las medidas que se pretende adoptar”, sino que también se dialogue con todo el sector audiovisual “.

Es por ello que el jueves 28 de septiembre las 16 entidades que conforman el sector se movilizaron para cuestionar la resolución 942/2017 del Instituto que endurece las exigencias para acceder a medidas de fomento. En este marco convocaron “a la unión del sector audiovisual” y solicitaron a las autoridades del INCAA que  “respondan a las necesidades urgentes y modifiquen el actual rumbo de sus políticas cinematográficas”.

*Fabiana SolanoProfesora de Sociología y Licenciada en Sociología de la UBA, Técnico Superior en Periodismo, Profesora de Ciencias Sociales e Inglés, fue redactora y fotógrafa de “Revista Cítrica” y de la revista “El Acople”, fue productora de ‘El Acople Radio’ y columnista de Diario Registrado y Pensado Para Televisión (PPT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *